Música de Circo

En este artículo vamos a hablar de un género musical que no está suficientemente reconocido, la música de . un tema sobre el que, sin duda, no vamos a encontrar mucha literatura, saliendo del mundo 2.0. A continuación vamos a ver algunos datos históricos, algunas de sus características y algún ejemplo ilustrativo que nos permita tener claro el tipo de música al que nos referimos.

Evolución de la música de circo

En cierta medida, la música para circo ha de ser similar a una banda sonora. La forma y función de la pieza musical se debe adaptar a la propia evolución del espectáculo, y no al revés, salvo aquellos que tengan un contenido estético muy concreto y se desarrollen específicamente para un tema musical, pero vamos, esto es una excepción.  Evidentemente no requiere la misma música una función en la cuerda floja o trapecio, con sus momentos de tensión,  que la actuación de los , o el comienzo y fin de la representación.

Este punto, como es normal, ha seguido una evolución a lo largo de los años. No es lo mismo la música que se realizaba en los pequeños circos de principios del siglo pasado, que iban deambulando de pueblo en pueblo, que la música de un gran espectáculo actual, como el Circo del Sol, donde este género ha alcanzado su máximo esplendor.

Música de circo

Foto de sweety-july

Grosso modo, digamos que la música ha derivado de unos orígenes humildes, donde la orquestación era casi inexistente. La orquesta podía ser un violinista, un flautista, o bien lo que tuvieran a mano para acompañar, sin grandes pretensiones.

La época dorada llegó a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, sobre todo en los Estados Unidos de Norte América. Los circos se acompañaban de grandes bandas, principalmente de instrumentos de viento metal, trombones, saxofones, etc. Esto fue en progresión hasta que en la segunda mitad del siglo XX se alcanzó el máximo esplendor de las bandas circenses, sumando clarinetes, flautas y demás. Hasta este momento se empleaban básicamente instrumentos de orquesta acústicos. El predomino del viento otorga una particular majestuosidad a esta música.

A partir de los años 80 del siglo pasado (XX), es cuando vemos que estas orquestas se van modernizando y empiezan a incluir instrumentos sintetizados, guitarras eléctricas, etc., hasta alcanzar lo que podemos ver hoy en día en cualquier gran espectáculo.

Música de circo para niños

Sin duda, en muchos espectáculos circenses los niños son los protagonistas y, como es lógico, la música ha de ser adecuada para ellos. En este caso, predomina una melodía alegre y pegadiza frente a una mayor complejidad armónica, como es normal. La estructura de la pieza ha de ser sencilla. Los peques de la casa van al circo a disfrutar de un espectáculo, no a escuchar la música de sus grupos favoritos ;). Es decir, el objetivo es divertir.

Música para circo payasos

Este tipo de música suele ser algo repetitiva, con estrofas simples, para que todas aquellas personas que acudan al espectáculo puedan aprenderlas casi de inmediato. Es habitual que estos temas formen parte de la representación, es decir, que la canción sea la protagonista. Títulos como “Hola Don Pepito” dejan claro de lo que estamos hablando. 😉

En muchos casos, y más si se trata de payasos, se suele recurrir a entremezclar sonidos o ruidos característicos para reforzar el espectáculo, y remarcar así un momento cómico o interactuar y sorprender a los pequeños espectadores. De nuevo nos encontramos con recursos similares a los empleados en música para publicidad o bandas sonoras para películas.

Una música que, como se puede ver, es sencilla, pegadiza y que nos hace sentir alegres. Algo que, en contra de lo que se puede pensar, no siempre es sencillo de realizar.

Ejemplos de música de circo

La canción de circo por excelencia es La Entrada de los Gladiadores, de Julius Fučík, aunque no creo que su autor esté particularmente contento por este hecho. La obra, en sus orígenes, era una marcha militar. El caso es que 13 años después de su composición llegó un compositor canadiense, Louis Philippe Laurendeau, y, digamos que le hizo unos arreglitos. Realizó una adaptación del tema para una banda pequeña y la renombró como Thunder and Blazes. Esta adaptación se hizo muy popular y el resto ya es historia. Se convirtió en la marcha por excelencia para la entrada de los payasos. 😉

https://www.youtube.com/watch?v=_B0CyOAO8y0

En España y los países latinoamericanos tenemos unos grandes ejemplos de música de circo para niños, en los payasos de la tele, con los que muchos hemos crecido. Como ya hemos comentado, no serán grandes temas musicalmente hablando, pero han trascendido generaciones, y por algo será. Temas como “El auto de papá” o “La gallina turuleca”, permanecen en la memoria de algunos niños algo creciditos ya y siguen siendo escuchados y versioneados hoy en día. 😉

Aquí podemos ver este clásico de los payasos, donde aún la tele era en blanco y negro. 😉

https://www.youtube.com/watch?v=VpWE8aPo0C0

 

Como ejemplo de música más actual podemos recurrir al clásico Alegría, del Circo del Sol. Un tema muy conocido que se ha utilizado hasta en algún que otro anuncio de bebidas derivadas de la cebada ;), y que evoca pasión y buenas vibraciones para que todos los espectadores puedan sentir lo que los payasos, malabaristas y demás actores circenses nos desean transmitir.

https://www.youtube.com/watch?v=smkiSJf2cHE

Y con esto espero haber puesto mi granito de arena a la música de circo y contribuir al reconocimiento de este género que tantas alegrías nos ha dado.